TITLE

DESCRIPTION

Actividades extraescolares como espacio educativo

Hoy en día son muchos los padres y madres que necesitan exprimir al máximo el horario escolar para compaginar con su jornada laboral. Por ello, apuntan a sus hijos a las actividades extraescolares que ofrece el centro sin ser conscientes plenamente de lo importante que es esto para el desarrollo del niño.

 

Los niños tienen que disfrutar de su momento de ocio, decidir qué deporte les gusta practicar, divertirse con los compañeros del colegio de diferentes edades… Es fundamental que después de la larga jornada escolar tengan un momento de distensión en el que poder reír, jugar, correr, saltar, participar, competir, expresarse…

 

Las actividades extraescolares no son un “aparca-niños”. Son también un espacio educativo, como lo es el colegio, la calle, las competiciones, los campamentos o el propio hogar. El niño está en constante aprendizaje y todo lo que le rodea forma parte de su espacio educativo. Desde FACEI consideramos fundamental educar jugando, por ello, todas nuestras actividades están enfocadas desde un punto de vista lúdico que fomenta el desarrollo psicomotor, intelectual y emocional de los niños.

 


La autoestima, las habilidades sociales, la expresión corporal y de sentimientos, la sociabilización, la tolerancia a la frustración, el fomento del autocontrol, la toma de decisiones… un sin fin de conceptos abstractos que se han puesto de moda y parece que todos sabemos manejarlos y trabajarlos. Pues es esto lo que se trabaja en una actividad no curricular. Ya sea “taller de teatro, cuentos vivos, speak and play o judo”. Por eso, una vez más, recalco la importancia de las actividades extraescolares en el desarrollo, crecimiento y madurez de los niños.

 

Os animo a que le preguntéis a vuestros hijos no un simple “¿qué tal el cole?”, sino un “¿a qué has jugado en speak and play y cómo te lo has pasado?”, “¿has estado contento?”, “¿qué crees que puedes hacer la próxima vez para no perder el combate de judo?”, “¿qué has aprendido nuevo en inglés?”, “¿por qué crees que no te suena bien el SOL en la guitarra?”… Ser partícipes de las inquietudes y preocupaciones de vuestros hijos. Es tan fácil como cambiar la pregunta para que ellos vean que te preocupas por sus progresos.

 

¡Poned nombre a las emociones!

 

BEATRIZ (Coordinadora de FACEI y Psicóloga clínica infantil)
Presidenta asociación Psicólogos al Alcance de Todos (asociación PAT)
www.asociacionpat.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Archivos

Contacta con nosotros:

FACEI SL

info@faceisl.com     
917393422

Síguenos en las redes sociales!